sábado, 15 de enero de 2022

Lo que nos contamos y lo que nos cuentan

Todos tenemos dos historias, la que nos contamos y la que cuentan de nosotros.

Eso pensé cuando por fin me di cuenta, sentada en una silla de la cocina a la hora de la cena, de que todo el mundo está fingiendo.

Carl, por ejemplo, se empeñaba en dar su mejor versión cada sábado noche en la bolera, mientras todos se esforzaban por hacer plenos, él era pleno en sí mismo. Una plenitud de esas que esconden el mayor vacío posible, el de tener que aparentar porque no nos sentimos merecedores de serlo.

Siempre tenía los calcetines grises de lino subidos hasta la parte alta del tobillo

Sus dedos finos siempre se pasean suavemente por el borde del vaso de ginebra y mirando fijamente todos y cada uno de los tiros del resto. Como si supiera siempre lo que va a pasar, sin celebrar o lamentar ni una sola jugada, aguardaba a decir sus frases célebres o los comentarios que sabía que serían aplaudidos. 

Quedar con él era como presenciar una partida de ajedrez entre su razón y corazón.

Siempre se puede hacer mejor, siempre podemos estar mejor, siempre habrá alguien mejor... Pero lo mejor es encontrar a esa gente que te hace olvidar todo esto. 

Porque la verdad es que da exactamente igual quién sea mejor, qué digan de ti y qué imagen tenga la gente de ti cuando no pueden, ni siquiera, pensar por si mismos.



miércoles, 30 de junio de 2021

Tantos siglos después y solo sé que no sé nada

No sé si dios existe ni quiero tener la pretensión de tener la verdad absoluta.


No sé si hay una verdad absoluta y si la conoceré algún día.


No tengo ni idea de cómo seguir muchos días, tampoco sé cómo lo consigo pero siempre lo hago.


No sé por qué tengo a gente tan increíblemente bonita a mi alrededor, esa suerte que me vino desde que nací con la familia que escogí o me tocó y se ha ido extendiendo a mis amigos, parejas, compañeros de camino e incluso compañeros de trabajo.


No puedo ni imaginar qué es lo correcto y lo incorrecto porque asumo y acepto que esta jungla de cemento en la que vivo no voy a poder encontrar más que un atisbo de lo que fue el mundo cuando se supone que todo se regía por las leyes naturales.


Ahora estamos contaminados, o eso dicen porque yo no lo sé. Tantos siglos de evolución para acabar sabiendo que yo solo sé que no sé nada. Al menos ahora la palabra "solo" se escribe sin acento.


Lo único que ahora puedo hacer es seguir un camino donde abrazo lo bonito, lo que me cuida y lo que necesita ser cuidado. Mantengo lo que brilla y doy luz a lo que necesita ser encendido. 


Esta declaración de intenciones es un grito desesperado por hacer lo correcto.



Porque si mi Dios me pide que rechace y no abrace. 


Si en mi vida no hay espacio para otra mentalidad aparte de la mía.


Si caminar de prisa es mi única meta.


Yo no tendría ni Dios, ni vida, ni camino que valiese la pena.

lunes, 22 de marzo de 2021

Escalones

 Tiemblo por dentro porque te siento, porque tú tiemblas, porque te llevo dentro.


Corro y me paro a la vez, como quien se marea y pierde la partida justo antes de vencer.


Los finales son enlaces que te hacen llegar al centro de ti mismo y en ese cara a cara te dices a ti mismo que ese escalón que acabas de subir no lo habías visto venir. 


Ni en una vida podría entender la calidad y dicha de la partida que supone despegar un pie del suelo para subirlo al escalón de arriba.


Porque aunque cuesta subir, los escalones nos marcan el camino de lo que llevamos por dentro. 


Tú sigue haciendo temblar mis entrañas que yo seguiré subiendo.



.

lunes, 15 de febrero de 2021

100 formas de sentir lo mismo

Hay un final y un principio en el centro de cada ser que no se puede comprender 

La vida es un todo, en el más extremo placer y en el más árido horror

Un extremo no puede coexistir con el otro pero en el medio hay millones de matices que te permiten estar bien y mal a la vez.

¿Cómo quieren que contestemos con sinceridad cuando nos preguntan cómo estás? Si no sabemos contestar más allá de bien o mal... 

Si en Islandia tienen 100 formas diferente de referirse a la nieve, por sus matices y colores no son capaces de reconocerlo todo en la misma forma y materia... ¿Cómo es posible que sigamos empeñados en hacer lo mismo con nuestras emociones?



domingo, 14 de febrero de 2021

Yo sigo en guerra

 Aprender a reaprender.

Qué difícil es beber del pasado para no volver a caer.

Coge de nuevo tu parte de diosa guerrera y saca con fuerza el grito de fiera.

Destruye la caverna, lo que ves no está ahí fuera.

Por mucho que preguntes qué piensa el resto de ti, solo escucharás lo que quieres oír.

A pesar de saber que es mentira, sigue preguntando, como quién en plena guerra, busca un aliado.

Me dirás tus heridas del pasado, me usarás como un basurero para llenarme de tus penas y anhelos...

pero al final del día me dirás "es que ahora estoy ocupado".

Revoluciona mis ideas y déjame con más tormentas, no te preocupes no eres el primero ni yo soy tan santa. 

Puedo con esto, yo sigo en guerra.




martes, 9 de febrero de 2021

Canalización

Tinieblas que inundan tu ala pueden hacerse ver y abrirse a todos los de tu alrededor, el incienso y el oro puede ayudarte a atravesarlas, las primeras flores son las guías de tu cuerpo y de tu alma, lidiar con el odio la desesperanza y el rencor es algo sencillo para ti, el objetivo es el tuyo.



jueves, 28 de enero de 2021

Puedo decirlo con orgullo

 Que soy la que quise ser hace unos años y seré la que quiero ser hoy.

Aprecio lo que tengo y no deseo lo que me falta, aspiro a tenerlo hasta conseguirlo.

Me sobra espacio en el alma para las aventuras que he vivido y las que faltan por vivir

Que ni una pandemia mundial me ha podido quitar

A veces me da calor, del pecho a los pies y la cabeza me arde apoyada en la almohada, inspiro la necesidad de encontrar el valor para levantarme un día más...



Y cuando sale el sol me repito, que puedo decir con orgullo, que ninguna noche es lo bastante fuerte como para matarme y que como parte de la luna me muerde la oscuridad pero siempre vuelvo a llenarme.

Lo que nos contamos y lo que nos cuentan

Todos tenemos dos historias, la que nos contamos y la que cuentan de nosotros. Eso pensé cuando por fin me di cuenta, sentada en una silla d...