martes, 22 de julio de 2014

Partir lejos de aquí


Tu hiciste que nuestras mentes partieran lejos de aquí, que se fuese el miedo a volar.
Las lagrimas que acompañaban las canciones de las noches en vela y los ritmos pausados de las tardes de terraza y café … Todo esto está ya en el olvido, todo ha quedado atrás y ya casi ni lo recuerdo, es para mi mente y mis sentidos como un desconocido.
Solo se que casi conseguiste dejarme tirada en la noche más bonita del mes, cuando podíamos acariciarnos y darnos de la mano, besarnos por todos lados y acabar recostados en la cima de la vida sabiendo que pronto caeríamos dormidos y no nos podríamos permitir más que aparecer en el sueño del otro como en la noche más bonita del mes…
Pero al final fuimos ambos los que tomamos el avión equivocado y nuestro rumbo se separó de inmediato, para siempre y en  un momento partimos lejos.

By: kiissy


Destronada

El cuento en el que la reina se dio cuenta de que de su castillo había sido destronada. Cómo corrió la tinta de los pétalos de cada una de...