¿Estás triste? Como van los sentimientos.

Queridas/os tacitas de té, que os voy a contar de estos sentimientos nuestros que nos juegan tan malas pasadas... La tristeza ha sido la protagonista de esta temporada gracias a la película de Pixar "Inside out" o como se conoce en España "Del revés". Como muchas otras veces ha comentado en este rinconcito de internet, es algo muy común meter la pata y sentir un nudo en el estómago, una quemazón en la garganta
y que comencemos a llorar como magdalenas sin consuelo.

Pero no tenemos en cuenta, que si nos sentimos tristes, igual que cuando estamos felices, es por algún motivo al que si no le prestamos la atención que necesita, puede convertirse en un verdadero drama.

                                       

 Muchos dicen que no reconocen la tristeza, que simplemente no se acaban de sentir bien y no encuentran la felicidad aunque que no tienen ningún motivo por el que sentirse mal... Bien, pues esto es más común de lo que puede parecernos y es el resultado de haber estado ignorando las ganas de llorar demasiado tiempo.
Desde pequeños nos dicen que no lloremos, que si lloramos no nos harán caso, que tenemos que pedir las cosas de manera educada, es decir, con una sonrisa y mucha calma... Pero caramba... ¿Somos máquinas o personas? Cuántos de esos adultos que nos reprimían son ahora unos "cuarentones rebeldes" que piden desesperados la jubilación anticipada para poder retirarse a una casa abandonada en el monte o que se yo, cada loco con su tema.

La cuestión es que cuando estamos mal nos creemos que nos la gente no nos va a querer, no nos tendrán en cuenta o nos aborrecerán. Por estos absurdas pero impuestas creencias nos ponemos a escuchar música en la dicha para no pensar, llenamos nuestra agenda de actividades y cosas banales por las que preocuparnos y que abarroten nuestra mente.

Debemos de ser valientes, de permitir que nos regocijemos en ese sentimiento de "no estoy bien", en el silencio para que este mismo nos de la respuesta y dejemos fluir esas emociones llorando, gritando, escribiendo... 


Así que dale rienda suelta a ese sentimiento, llora hasta que se deshaga el nudo de tu estómago y haz lo que tengas que hacer para que la gente que te quiere, las circunstancias y la vida te consuelen o hasta que echen Harry Potter en la televisión y se te pase todo el drama aunque sea durante dos horas. 
Hasta los de Disney y Piaxar lloran y gracias a estas películas, espero que las nuevas generaciones de niños y niñas sepan que llorar es bueno, que nuestra querida "tristeza" es tan respetable como las demás emociones y sin duda, que de un recuerdo bueno se puede hacer uno mucho mejor si le añadimos compasión, amor y unas cuantas lagrimitas de calma tras la tempestad. 


 By:Kiissy


Comentarios

  1. Bien dicho ;)
    Inside out que buena pelicula.
    Escribes bien, tienes historias en wattpad?
    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Muy buenas Katherina! jajaja muchísimas gracias. Y siii lloré tanto con esa película... Es buenísima.
    No tengo historias aún pero si que tengo cuenta, si tienes alguna tú dime y te busco :D encantada de leerte. Ya te sigo por cierto!
    Saludooooos :3

    ResponderEliminar
  3. Literalmente, amé esta entrada.
    Como siempre estoy leyendo un libro, da igual si sea triste o no, terminó llorando.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Muchas graciaaaas!!!! <3 jajajajajaja me pasa igual, los libros tienen ese poder... Hasta en las películas! :')

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Deja un comentario y haz más amena esta hora del té :) GRACIAS

Entradas populares de este blog

VEN Y PROCURA

Confianza

Por las telas de mi cuerpo