Hoy en día, así estamos.

Estoy aquí sentada, pasando la calor de mi vida y solo sonrío de gusto en lo feliz que estoy de volver aquí con mi bebé. A lo tonto ya hace más de 5 años que estoy con este pequeño rinconcito de internet en el que me brindáis la opción de hacer lo que más me gusta, escribir. Lo mejor es que no me lee ni dios o al menos, no lo parece.


Desde que entré en periodismo la presión ha aumentado, no solo por encontrar lo que me gusta sino por desprenderme de la etiqueta de niña y colocarme en el pecho la de adulta, así a lo loco.
No encuentro vocación ni sentido, no encuentro profesionalidad alguna en mi vida, no tengo enchufe ni buena suerte... Pero tengo, como dice mi madre, constancia y unos ojos bonitos.

Así que aquí estoy intentando encajar, buscando el apoyo de los que más me quieren para encontrarme a mi misma y lo que quiero.

Siento que mi camino es muy diferente al del resto, está aun tapiado, noto que se va a ir abriendo muy poco a poco y en el momento justo. No creo en el destino pero si en los caprichos del universo y la conexión de este con mi alma, con el alma de cada uno de nosotros así que se que las congruencias del placer y el deber, desembocarán en buen puerto, el que cada uno de nosotros tanto ansía en el interior a pesar de las faltas y sobresaltos que tengamos en el camino. A todos los que estéis perdidos, a todos los que no encontréis vocación... No estáis solos y recordad, respirar está muy infravalorado, para mi es la mejor vocación que puede haber. Vivir siendo sincero con uno mismo... ¿Qué más se puede pedir?


By: Kiissy

Comentarios

Entradas populares de este blog

Confianza

VEN Y PROCURA

Más perros que nunca