Entradas

Mostrando entradas de abril, 2016

Un sitio

Imagen
Quiero un sitio que me susurre despacito, que me deje sacar a pasear mis pensamientos muy bajito y aún así poder oírlos. Un sitio de espacio ilimitado, que pueda agrandarse y reducirse todas las veces que necesite sin que sus paredes se agrieten. Un sitio con mil jarrones de cristal que puedan guardar todas las lágrimas que quiera formar. Un sitio para andar descalza y ponerme de pie encima del sofá. Un sitio que todo el mundo sepa dónde está pero que muy pocas personas sepan encontrarlo. Un sitio queme devuelva una risa cada vez que vea mi sonrisa.

Me iré a Grecia

Imagen
Me iré a Grecia y me acostaré en sus escaleras. Me acostaré en sus playas de conchas y una arena tan blanca como sus casas.  Me dormiré en París mirando por la ventana la soledad de la torre Eiffel y alumbrada por su luz caeré en la cama y rezaré a quien sea que me proteja hasta que amanezca. Me despertaré en España y desayunare de tus labios el café y de tu risa las tostadas con mermelada.  Me tumbaré de espaldas y de lado, boca arriba y boca abajoy entonces te miraré de reojo. Y te besaré, te besaré con los ojos cerrados todas las ganas que me has dado de volver a reír cuando los abro.
Descifrando estos sentidos que son tan tuyos como míos se ensancha mi pecho para gritarte que  te quiero.

Por los niños desnutridos será.

Imagen
Hola tacitas llevamos 14 días de este mes tan bonito como es abril. Me muero de ganas por pillar tardes lluviosas y noches dulces con olor a jazmín y a pesar de que parece que esté modo chill out he de decir que no tengo mucho espacio en mi cabeza para publicar o subir entradas pero si que me han estado rondando ideas muy interesantes y hay tantas que quiero publicar que... Bueno, intentaré no liarme mucho con la de hoy.


Mañana me dispongo a afrontar mi tercer día consecutivo durmiendo muy precariamente (para contar las horas sobra con los dedos de una mano). Café. Bostezo. Ojos hinchados, me los froto. Dolor de cabeza, perfecto, a escribir que para algo me pagan... Espera, no me pagan. Da igual.

Y de esta guisa me dispongo a asistir mañana a un seminario de un compañero de profesión, cuyo nombre no delataré, no por tintes negativos sino porque no viene al caso y no os quiero distraer. 
En el ambiente se respira tensión, en la calle indignación, hoy las camisetas con la bandera republica…