A ti humano.


A ti, a mi experiencia más humana quiero darte las gracias por estar ahí, en mi vida, por crecer a mi lado, por valorarme en lo que soy y respetarme también en lo que siento. También pedirte perdón por si te he infravalorado y darte la fuerza que necesites para desarrollarte. No vas a entenderlo ahora y tal vez nunca, estas cosas no tienen ni fecha de envasado ni de caducidad… Pero nadie va a enfrentarse a nada que no sea capaz de ver.

Creo, si creo, gracias mundo por todo lo que me has dado.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Confianza

Más perros que nunca

¡SORTEO, SORTEO!