Carta al destinatario. (YAS1)


Se que cuando el amor verdadero renuncie en esta vida a vivir en mi, el mundo que se me ha dado ahora en la juventud como un tablero de ajedrez se girará y se convertirá en el infierno al que no supe llevar a la gloria. ¿Mis errores de astucia serán castigados o la misericordia infinita de Dios podrá perdonarme? Las habladurías envenenan el corazón, la vida desata pasión, el dolor es como una espada atravesada en el pecho y pensar en la virgen y en su dolor al ver a su hijo siendo crucificado dan ganas de ralentizarla y bautizarla con lágrimas de tu propio dolor para acompasar el suyo. Regocijarse en el dolor ajeno y poetizar las palabras en nombre de Dios podría ser hasta injurioso. No se si esto es un vertedero de preocupaciones y sentimientos o si estoy redactando mi propia sentencia con una carta de perdón. No se el destinatario y mañana espero no recordar al remitente.
BY: kiissy

Comentarios

Entradas populares de este blog

Confianza

Más perros que nunca

¡SORTEO, SORTEO!