Tan inmenso...

Todos tenemos miedo de perder algo pero... Que bien suena cuando lo dejas caer.

Lucha lo que sueñas, vive lo que amas y aferrate a lo que no es de verdad, porque algún día todas las bocas alimentadas por la realidad se secarán en el olvido y sólo quedaremos nosotros, como leyenda de lo que pudo haber sido.

No llores o rías porque toca, sino porque estás vivo, es un placer tan inmenso como fundirse con el mar, ahí está el punto medio que hace que me olvide de lo que ahora parece estar por escrito en mi memoria y en mis sentidos... No te dejes engañar, no te dejes usar, no te dejes y siente el placer de tener el alma en carne viva como el primer día cuando sujeté lágrimas que parecían de cobardía...

Descubramos el mundo viajando, no importa como, pero siempre recordando eso que te digo de que no te aferres tanto a lo que creías haber vivido.




Comentarios

Entradas populares de este blog

Confianza

VEN Y PROCURA

Más perros que nunca