Hasta siempre

Quiero que me prometas que si me voy, no me quedaré sin escuchar tus historias, que me las gritaras al cielo o las susurraras con tinta en el papel.
No quiero que llores hoy por mi, ni mañana por nadie, quiero que recuerdes que el mar es más bonito si está del color de tus ojos y que las estrellas, brillen o no, te dan las gracias porque tu las guías a ellas, nos guías a todos, nos arropas con tus sonrisas y me atrapas en tus manos protegiéndome del frío y del abismo.

Para todo lo que pase estaré ahí para ayudarte, para jugar con la vida juntas como siempre lo hemos hecho, no olvides que lo importante está más que superado, ya has nacido que más da lo que pase ahora siempre y cuando sigas adelante y cuando necesites uno de nuestros abrazos espera a despistarte con el viento y abrázalo y siéntelo y deja que te lleve hasta mi... 
Porque nada va a cambiar cuando me vaya, tal vez alguien llore, alguien escribirá unas palabras bonitas para recordarme más allá, pero lo que me importa, lo que no puedo consentir es irme sin verte sonreír.

Que sin ti el mundo no es mundo, no valdría la pena mirar el cielo ni las montañas al amaneces, el día a día moriría sin sentido y se sucedería sin pena ni gloria por los siglos de los siglos... Porque como tu no hay ninguna, como tu no sabría como decir adiós y ahora solo puedo darte las gracias por darme esta amistad eterna.

Carta de un hasta siempre, Charlotte.

By: Kiissy


Comentarios

Entradas populares de este blog

VEN Y PROCURA

Confianza

Por las telas de mi cuerpo