Flor de la vida.

Esos nervios que prevalecen tras algo increíble y que anuncian un paso adelante en lo que es vivir, los que te despiertan antes de hora y te mantienen en pié hasta las tantas de la madrugada.

La fuerza que surge por cada poro de la piel cuando casi sin querer te entregas en cuerpo y alma a algo, espontáneo, efímero y sin mucho más futuro que un recuerdo con vida propia para el resto de tus días. 


No esperes más, solo disfrútalo y nunca jamás intentes volverlo a repetir. 

El pasado, pasado está y nunca vuelve, por mucho que lo intentes pues la vida se supera a cada segundo y mejora a cada instante para no dar nunca marcha atrás.


By: Kiissy

Comentarios

Entradas populares de este blog

Confianza

Más perros que nunca

VEN Y PROCURA