Crecer y sus cosas.

¿Crecer no es fácil sabeis? 

Cuando crees que has alcanzado ciertas metas todo se queda atrás y una fuerza que escapa a nuestro entender nos empuja a seguir adelante a tal velocidad que a veces nos tropezamos, chocamos unos con otros, entorpecemos a los demás intentando arrastrar con nosotros a otras personas o cosas que no van en la misma dirección.



Todo es muy confuso y si lo piensas fríamente, vivir es cosa de temerarios, es algo que puede acabar contigo, que lo hará hagas lo que hagas y tan siquiera te permitirá elegir el momento. 

Pero ante todo hay que recordar que nada vale tanto como para no dejarlo atrás ni nada vale tan poco como para no dejarlo marchar y nosotros mismos somos tanto un obstáculo como un apoyo para el mundo entero, un utensilio tan indispensable como perecedero así que piénsalo dos veces antes de tener miedo.

By: Kiissy


Comentarios

Entradas populares de este blog

VEN Y PROCURA

Confianza

Por las telas de mi cuerpo