Como son las cosas

Hay que ver, que cantidad de matices tiene la vida. Me gustaría hablar de ellos pero realmente no sabría ni por dónde empezar ni cómo acabar. Hoy, una persona importantísima en mi vida está en crisis. Llora, ahora mismo hay lágrimas de angustia y dolor en la cara de una persona por la que me quitaría la vida por ver sonreír. En este blog, aunque un 99.9% de cosas que posteo no son personales, esta si lo es. Y es que creo que puedo ayudar a muchos que en estos momentos queráis morir por una mala racha, una desamor, un duelo... 

No tengo la edad suficiente como para ir de sabia y mucho menos tengo la experiencia como para decirte a ti, tacita de té, cómo te sientes, cómo has de sentirte y porque. Pero si puedo darte dos consejos que se resumen en dos grandes bloques, los cuales, me enorgullecerá que revises mentalmente independientemente de la conclusión a la que llegues.

1. REDES SOCIALES-> Ahora mismo, queridos míos, estáis en el ancho y vasto mundo de Internet. Aquí hay de TODO, en serio que hay de todo, en los random post lo verifico con pruebas y datos más que válidos para que lo creáis. Entre una de esas cositas que están por aquí flotando, encontramos redes sociales como Twitter, Instagram, Facebook... Y por qué no admitirlo, estamos todos viciados a ellas. PUES CUIDADO. No soy ni vuestra abuela, ni ninguna friki (bueno, todo se puede hablar) , ni ninguna hacker que os habla como futura depredadora de vuestras cuentas personales. Soy una periodista envuelta en una sociedad en la que mi currículum es mi TimeLine de Twitter, dónde las fotos de mi perfil privado de Facebook, por mucho que las borre con todos mis medios, siempre van a quedar registradas, mis comentarios, mis "me gusta"... Vivo en un mundo en el que cuantos más filtros le meta a mis imágenes más likes tienen y si aparece mi pareja o mi mejor amiga en una de las fotos, pues como dirían ellos -"Más salseo va a haber"- 
Vivo en un mundo frío cuya memoria colectiva han dejado de ser los libros o las piezas de coleccionista antiguas, tampoco las cápsulas del tiempo ni los manuscritos, ni las obras de arte, ni siquiera la guerra, la memoria colectiva es un cúmulo de datos en binario que nos muestran como un producto a quien venderle más productos para alimentarlo, que engorde y así comerciar con nosotros a mejor precio incluso. CUIDADO, por favor. Si sentís el impulso de dejar atrás una red social, hacedlo, no seréis ni los primeros ni los últimos.

2.FÍSICO-> Nuestro aspecto físico es nuestra carta de presentación, las empresas norteamericanas de más éxito desprecian al personal con más experiencia y qualificación para el puesto por la edad y apariencia, de manera que les tratan como personal de bajo rendimiento y colocan en los mejores puestos a la "Barbie" con su "Ken" para venderte un seguro de coche, arreglarte la caldera, encontrarte casa... Por todo esto, hay trastornos alimenticios como la anorexia y la bulimia, un tema sobre el cual escribí en este blog hace dos o tres años y me siento muy orgullosa de estar apoyando esta causa, sin haberla sufrido desde hace tanto, porque es algo horrible, quita la esperanza, acelera el pulso, quiebra voluntades, mentes, almas y corazones... Y todos aquellos que se dediquen a mirarse a si mismos en el espejo y a criticar al resto deberían de abrir los ojos un poquito (los ojos que mirar con algo de humanidad al mundo quiero decir) y que se den cuenta de que en la vida, el aspecto es lo último que te va a quedar, de hecho, a mi me va a quedar más el impacto que pueda tener en aunque sea uno solo de vosotros esta entrada, que si mañana voy a la universidad en tacones o en chanclas. Aprendamos a vivir y convivir.

No tengo mucho más tiempo ni quiero hacerlo largo en estos momentos pero creo que estamos totalmente sometidos a estos dos grupos y a nivel moral, ahora mismo, son dos de los temas con más peso en el colectivo joven.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Confianza

VEN Y PROCURA

Más perros que nunca