Por última vez

La debilidad se abría paso dentro de mi con apenas mirarlo se me llenaron los ojos de lágrimas. Mi última vez cerca suyo, no de él en su plena esencia, pues ya solo quedaba un cuerpo inerte. Paso la lema de mis dedos por su mejilla ahora fría como el hielo como mi corazón lleno de escarcha al que le costará mucho tiempo empezar a sanar. Los médicos le han cerrado los ojos pero yo lo se, lo vio todo, él nunca se perdería el final de su vida como si de una película se tratase. Enredo mis dedos en su pelo cobrizo y empiezan a rodar las lágrimas por mis pómulos y el mentón arrastrando dejes de amargura, dejando un rastro en llamas que me hace recordar que todo esto es real.

By:Kiissy

Comentarios

Entradas populares de este blog

Confianza

VEN Y PROCURA

Más perros que nunca