El viajero (II)


La noche transcurría lentamente, los valles seguían ardiendo, las estrellas escondidas tras las nubes vigilando cada movimiento y en la taberna los rumores corrían como un soplo de aire fresco y miedo, pronto la gente comenzó a inquietarse.
-Eh Mike... ¿Es cierto lo que dice Sam?

Mike miró a los 4 hombres y el chaval que aguardaban con cerveza en las manos.-Tal vez para mañana ya no se acuerden de nada.-

-¿Qué ha dicho Sam exactamente?
-No disimiles tabernero, ese borracho es más listo que tu.
-Oh, cierto si tu lo has oído como no va a oírlo Sam…-Repuso Mike maliciosamente a la rubia, que parecía empañada en amargarle la noche.

Uno de los hombres se levantó.
-Entonces es cierto… Solo un demonio puede haber atravesado los valles.
-O un hechicero- corrigió el joven.
Tranquilos caballeros, estoy seguro de que no pasará nada.
-De todas formas estamos preparados, id ahora con vuestras esposas a casa y cerradlas bien. –Dijo Fran.
-¿Preparados?-Dijo de repente la castaña molesta.-De verdad creéis que  unas tablas y unos cuantos mueles apilados van a parar a…
-Raquel, no digas tonterías, esa historia es falsa. Una invención más de este pobre hombre-Dijo dirigiéndose a Fran.-Corroborada por un borracho.

La gente comenzó a alzar la voz, los nervios subían como la espuma y los golpes amenazaban con aparecer en cualquier momento entre gritos y empujones.

De pronto la puerta de la taberna se abrió y todos los presentes se giraron asustados. Sandy cogió fuerte la mano de Mike con quien segundos antes había estado discutiendo. Raquel se escondió tras ellos y los demás quedaron paralizados.
El chaval, Pelirrojo como un pajarillo y de mirada atenta aguantó el aire y caminó a tientas hacia la puerta, allí no había nadie.

-¿Qué ha sido eso?-Pregunto con voz trémula Raquel.
-No hay nadie.-Aseguró el joven.
-Ya lo vemos Alexis, aléjate de la puerta.-Dijo su padre preocupado.

Alexis volvió a su mesa con los demás y miraron todos hacia fuera, la puerta seguía abierta.
-Debe… Debe haber sido el viento.-Probó Sandy.
-No lo creo…
-Ni yo, me ha parecido ver una sombra ahí fuera.-Dijo uno de los hombres.
-¿Qué vas a ver tu, si estás medio ciego y está todo cubierto de bruma?.-Se burló el padre de Alexis
-Calla Sebas, veo muchas más cosas que tu.
-Ei no empecemos otra vez. Ya es hora de cerrar… Os invito a una ronda y si queréis podéis quedaros a pasar la noche.-Calmó Mike sin dejar de mirar afuera.



By:Kiissy






Comentarios

Entradas populares de este blog

VEN Y PROCURA

Confianza

Por las telas de mi cuerpo