El color de tu voz.

Fue ese preciso instante en el que deje de oírte y comencé a escucharte en el que sentí el color de tu voz, tan hermoso, tan profundo, que era capaz de sostener mi alma entre su suave arrullo y la realidad. 

Cuando me miraste con esos ojos tan alegres hasta en los momentos más solemnes, dispuestos a devolverle al mundo el trampolín del futuro... 
Sin duda los fotografíe en mi mente y como un sentimiento, que vuelve siempre los sentiré y veré en el momento de mi muerte y se, amor, que me iré con la sonrisa más pura y sincera que nadie haya conocido jamás. 

No quiero partir sin que lo sepas, ni quiero que no vuelvas a alzar el vuelo por mi y por esto si no encuentras mi regreso entre las paginas del libro.

Esa magia que tienes en tu interior, va más allá de las críticas y de los ignorantes, es ese motor que consigues que funcione, que engrasas con cada sonrisa y lágrima. Y este te impulsa a ti y tu impulsas a los demás en un derroche de vitalidad sin fin.

Y te preguntas tu... ¿Para que seguir luchando?

Para seguir siendo fuertes, para no perder jamás el rumbo y marcharnos con la cabeza alta y mil logros.

No digo que no llores si muero, digo que ni siquiera lo sabrás con certeza, pues siempre he estado tan cerca pero tan lejos a la vez... Pero espero que una ausencia notes en tu rutina, mi princesa.

Descansa bien esta noche y todas las que vienen, no busques imposibles entre las estrellas ni ángeles disfrazados de nube.

Procura encontrar un camino que te lleve a todos ellos, busca el color que desprende tu voz y toma ejemplo de ti misma y de todos tus momentos de superación.
Pues en el fondo tu misma jamás te vas a traicionar, puede que te falles pero todos los humanos, por más rostro de ángel que tengan, fallan para luego remontar reencontrarse y llegar a la meta como un ave, más allá del cielo.

Firmado:

Un desconocido de tu día a día / Soldado de sonrisas.


 By: Kiissy



Comentarios

Entradas populares de este blog

Confianza

Más perros que nunca

VEN Y PROCURA