¿Recordar u olvidar?

Recordar es el bien de los muertos y olvidar el mal de los vivos.
Cuando nos cansamos de recordar, nos quedamos vacíos y sentimos que no hemos vivido nada, pero si decidimos no olvidar y recordarlo todo, nuestros sueños pueden llegar a darse por vencidos, bien porque llevas demasiado tiempo intentándolo o bien porque solo consigues traer a la mente los recuerdos negativos. 
Los barcos no navegan en una misma dirección porque cada uno tiene su misión, su camino ya recorrido y un capitán a cargo de la tripulación. Por ello no todos lo recordamos todo ni olvidamos lo mismo. Somos mundos distintos y dentro de nosotros hay factores que nos condicionan a sentir, pensar y actuar de una determinada forma.
Doy gracias por la fuerza que me han dado a lo largo de mi vida, para no permitir que me desvíen del camino. Por las noches en vela que he pasado comiéndome el cielo con lágrimas en los ojos. Gracias a la luna, sol y estrellas por la eternidad que me toca vivir y por los días sin luna en los que no encuentro ningún matiz.
Entonces, una vez dicho esto, contestemos a la pregunta, ¿Qué es mejor, olvidar o recordar?
Es muy simple, lo mejor es seleccionar lo que te haga feliz y las lecciones que debas conservar, todo lo demás déjaselo a los muertos que ellos lo guardan bien.


By: KIISSY

Comentarios

Entradas populares de este blog

VEN Y PROCURA

Confianza

Por las telas de mi cuerpo