Necesitamos empezar de cero.

Un bosque encantado no es más que una simple oda a los sueños de los niños, sueños que tus labios gritan si se acaba el mundo ante el abismo de mi cintura. Contoneando el cantar de las mañanas y haciendo el desayuno como si no quedasen horas me miras y me duermo otra vez por miedo a que mañana puedan atormentarme las pesadillas, aquellas escritas en tus manos y en tu pelo, aquellas que en cada beso hacían aparecer las dudas, no eres como creía, soy lo que esperabas pero ya no sabes como puedes contentarme.
By:Kiissy

Comentarios

Entradas populares de este blog

Confianza

VEN Y PROCURA

Más perros que nunca