Vuelvo con mi bebé.

Tras mucho tiempo perdida, con una espina clavada en el corazón, me he reencontrado con mi bebé.
Tengo el instinto cojo, los sentimientos en bolsitas de te y las lágrimas cansadas. Cada paso se deshace, uno tras otro me rompe, los caminos por los que me ha llevado han dejado cicatrices, me han enseñado lecciones con recompensas tan dulces como amargas, tan sinceras como extrañas...
He aprendido cosas maravillosas como tocar una hoja fotosensible y ver aparecer parte de mi en blanco y negro desde mi puesto de revelado, he acariciado con y sin guantes los químicos que permiten hacer magia en este mundo.
También he sentido el mar y lo he sentido con todo lo que tengo, apreciando lo que tanta otra gente ha hecho, llorando, riendo, amando, jugando, resignándome y muriendo (al menos una etapa de mi)...
He tenido tanto y tan poco, he sentido tanto y me queda tanto por descubrir, dejadme vivir y yo os contaré mi vida pero primero, he de vivirla.

By:kiissy

Comentarios

Entradas populares de este blog

Confianza

Más perros que nunca

VEN Y PROCURA