El gran cambio

No se cuando me llegará pero ahora mismo espero con ansia un gran cambio que me haga temblar que se materialice ante mis ojos cual sueño irreal.
Un cambio para mover el mundo un cambio que me afecte de tal manera que llegue a los demás también.
Por supuesto espero un cambio bueno, nunca se espera que lo malo te pase a ti, que las desgracias te calen como lluvia de abril... aunque a veces pase.
Me dicen que he hecho grandes cambios, propios de la edad, pero han ido apareciendo tan lentamente que he tenido tiempo de sobra para asumirlo.
Ahora que he experimentado la adrenalina del cambio inmediato lo deseo con ansias y espero que esta vez este permanente en mi piel. 


A veces pienso que el gran cambio que espero, no será más que lo más rudimentario que te puedas tirar a la cara.
Prometo contar lo próximo de este cambio para ayudar a superarlo al que quiera hacerlo disfrutando.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Confianza

VEN Y PROCURA

Más perros que nunca