Paso...

-Paso mucho de ti, pero tranquilo, lo hago con todo lo malo.-Dije cerrando la puerta del coche.
-¿Pero que te he hecho yo?
-Nada.
-¿Entonces?




Su estúpida pregunta hizo que parase en seco y me girase para hablarle, por primera vez en todo el día, a la cara.


-Eres un falso.
-¿Falso?-Repitió enfadado.
Seguí mi camino. Solo deseaba que se callase de una vez.
-¿Falso yo?
Silencio, me quedé en silencio. Ignorándolo, mientras rebuscaba las llaves de casa en el bolso.


-¿Sabes qué? La única falsa aquí eres tú.
-¿Por qué?, ¿Por darme cuenta ahora que no vale la pena quedarme con toda la mierda?, ¿Por querer vivir sin esos momentos que te joden una semana entera?¿Por querer poder morir hoy y sentirme llena y completa con mi vida?  Creo que lo que he sido es una gran ignorante toda mi vida y ahora, pago las consecuencias... te quiero fuera de aquí. Ahora quiero levantarme por las mañanas y no querer que mi vida sea diferente.


-Tu misma, pero no vengas llorando luego.
-No lo haré, si esto sale mal... No caeré tan bajo.-Se dio la vuelta tras una última mirada y se marchó.


Entonces la envidia, la tensión los llantos los enfados y todas esas sonrisas forzadas se las llevó una brisa de otoño junto a él para siempre, lejos de mi por siempre.
Sonreí, esta vez de verdad, por primera vez en mucho tiempo...
Que bien sienta poder volver a empezar.



By: Kiissy

Comentarios

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Deja un comentario y haz más amena esta hora del té :) GRACIAS

Entradas populares de este blog

VEN Y PROCURA

Confianza

Por las telas de mi cuerpo